Camuflaje de estrías, ojeras y cicatrices con CLOAKING

¿Tienes cicatrices que quieras eliminar?, ¿estrías de las que quieras deshacerte? En Campus Clinic tenemos el tratamiento perfecto, Cloaking. El Cloaking es un tratamiento de «camuflaje» que no es ninguna moda, no busca decorar el cuerpo, como pueden ser los tatuajes estéticos, sino que es una solución médica que puede servir a muchas personas para sentirse mejor, para perfeccionar una cirugía o para aquellas personas que se han tenido que someter a una cirugía y no cicatrizan muy bien. Te explicamos los tipos de Cloaking disponibles.

Tipos de Cloaking

Camuflaje de estrías
Si tienes estrías en tu cuerpo, el tratamiento de cloaking consiste en tatuar las estrías blancas en el tono de la piel del cliente. Este tatuaje se hace en la capa de la dermis, por lo tanto, el resultado es permanente.
El tono de la piel se obtiene mezclando diferentes pigmentos hasta conseguir una tonalidad similar a la piel de la persona. Cuando se consigue este tono y se introduce en la piel conseguimos que las estrías se disimulen llegando a camuflar incluso hasta un 99%.
Dependiendo de la amplitud de la zona, se realizaría el tratamiento en una o dos sesiones como máximo. Normalmente, con una sola sesión es suficiente, aunque se puede realizar una segunda a modo de repaso si fuera necesaria.
Los resultados se empiezan a notar a los treinta días de la primera sesión, pero los definitivos los obtenemos a los sesenta días, no pudiendo por tanto, realizar la segunda sesión en la misma zona antes de la misma fecha.
El tratamiento impide tomar el sol en los primeros treinta días desde la realización de la sesión. Los siguientes treinta días la protección tiene que ser muy alta o “pantalla total”. Pasado este periodo de post tratamiento no hay ningún problema por tomar el sol.
Si las estrías son de las que broncean, la zona tratada bronceará de igual manera.
Si las estrías no broncean, la piel seguirá teniendo el color de los pigmentos
introducidos, pero aún así, estas serán mucho menos perceptibles que si estuvieran blancas.
Es importante tener en cuenta todas las recomendaciones post tratamiento para que el resultado sea el deseado.

Camuflaje de cicatrices
Al igual que el camuflaje de estrías consiste en disimular las cicatrices que han quedado en la piel de una persona después de una intervención quirúrgica, una cesárea, una lesión, etc. Estas cicatrices se camuflan insertando una mezcla de pigmentos que imitan el tono de la piel de la persona tratada. Después se aplica una segunda capa de pigmentos matizantes para obtener un mejor resultado.
Hay que señalar que las cicatrices se camuflan en un alto porcentaje pero nunca llegan a alcanzar el 100%.
Se pueden camuflar las cicatrices blancas, oscuras y rojas, aunque los mejores resultados siempre se obtienen en las cicatrices blancas. La diferencia en cada caso radica en la mezcla de pigmentos, pero no en la técnica ni en el procedimiento.
No se podrán camuflar las cicatrices con queloides, que no estén curadas aún o las que tengan menos de seis meses.

Camuflaje de ojeras
El camuflaje de ojeras se usa para «maquillar» de forma permanente las zonas oscuras que se crean bajo los ojos por diferentes factores (genéticos, edad, enfermedades, alergias, etc). Se realiza una mezcla de pigmentos y se introducen en la piel con una técnica de tatuaje para ir aclarando la zona de forma permanente.
En este caso el número de sesiones es relativo, depende de la aceptación de la piel al pigmento y de la evolución del tratamiento. En la mezcla de pigmentos, no se realiza el tono exacto de la piel de la persona, sino uno o dos tonos más claros, ya que lo que queremos es aclarar la piel de manera gradual.
Es posible que sean necesarias más de dos sesiones para conseguir los resultados deseados. Es muy importante seguir el post tratamiento para garantizar los resultados, ya que es una piel muy fina y sensible y una zona expuesta al sol y el clima.
El post tratamiento incluye desde la aplicación de compresas de agua fría durante las 48 horas siguientes a la realización hasta no someter la zona a tratamientos estéticos en los siguientes sesenta días.

Camuflaje de manchas
El camuflaje de manchas es un «maquillaje» permanente que se obtiene mediante una mezcla de pigmentos y se inserta en la piel por medio de una técnica de tatuaje.
Podemos camuflar tanto las manchas blancas como las oscuras.
En el caso de las manchas blancas se realizará una mezcla de pigmentos para igualar el tono de la piel de la persona a tratar como se hace en el camuflaje de estrías.
Para estas manchas serán necesarias una o dos sesiones de tratamiento.
Para las manchas oscuras seguiremos el protocolo utilizado para el camuflaje de ojeras. Aplicaremos una mezcla de pigmentos más claros para ir bajando de manera gradual la tonalidad de la mancha. Para estas manchas se pueden necesitar varias sesiones de tratamiento hasta llegar a conseguir los resultados deseados.

Te esperamos!

Campus Clinic, Vive Mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *